El futuro del autobús pasa por la sostenibilidad, la digitalización y la intermodalidad

El futuro del autobús pasa por la sostenibilidad, la digitalización y la intermodalidad


· Hoy se ha celebrado en Madrid el CONFEBUS SUMMIT 2019, el primer foro profesional del sector del transporte en autobús en España, que ha reunido a más de 200 asistentes para debatir en torno a las últimas tendencias y retos de la movilidad

· Los expertos han coincidido en que el futuro del transporte de viajeros por carretera tiene que ser sostenible, inteligente, responsable e intermodal

· El Ministerio de Fomento anunció la elaboración de un nuevo mapa concesional de transporte por carretera con enfoque integrador que se adapte a los cambios demográficos y las necesidades de movilidad actuales


Madrid, 27 de marzo de 2019- Este miércoles, la sede del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) ha sido testigo del CONFEBUS SUMMIT 2019, la primera edición de un foro profesional del sector del transporte en autobús sin precedentes en España. A la cita han acudido más de 200 profesionales del autobús y el transporte por carretera, y ha contado con la participación de 8 ponentes nacionales e internacionales del más alto nivel procedentes de los sectores académico y empresarial, así como de la Administración.


El objetivo del primer CONFEBUS SUMMIT ha sido poner en valor la aportación del autobús, un medio de transporte llamado más que nunca a liderar la transición hacia la Movilidad Sostenible. En su estreno se dieron a conocer las últimas tendencias y retos en medio ambiente, energía, digitalización e intermodalidad.


Al encuentro, promovido por la Confederación Española de Transporte en Autobús (CONFEBUS), acudió la directora general de Transporte Terrestre del Ministerio de Fomento, Mercedes Gómez. En su discurso, aseguró que nos encontramos en “un momento que es esencial para el transporte por carretera tanto por los cambios que ya ha experimentado como por los retos que se afrontan y que marcarán el futuro de la movilidad en nuestro país y en el resto de Europa”. Gómez afirmó que el transporte de viajeros en autobús es “un modo de transporte esencial para el sistema en su conjunto, para garantizar la movilidad de los ciudadanos y para favorecer una cohesión social, territorial, y también la sostenibilidad ambiental”. El Ministerio, indicó, ha cambiado su visión de la gestión de la movilidad: “Queremos invertir en movilidad priorizando las inversiones en mantenimiento y las que generen mayor valor añadido público; y convirtiendo a los usuarios en elemento central de nuestras políticas de movilidad”. A partir de esta concepción de la movilidad como un derecho de los ciudadanos y un elemento imprescindible de cohesión social, el Ministerio está trabajando en una nueva estrategia de movilidad vertebrada en 7 ejes centrales y alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas. Entre dichos ejes están la seguridad, la sostenibilidad, la lucha contra el cambio climático, la intermodalidad, la innovación y la digitalización. Uno de ellos gira en torno a una iniciativa denominada “Oportunidad de movilidad para todos”, que incluye la elaboración de un nuevo mapa concesional de transporte por carretera con enfoque integrador que se adapte a los cambios demográficos y las necesidades de movilidad actuales. La directora general de Transporte Terrestre se mostró convencida de que “el futuro nos exige apostar por un desarrollo y una movilidad inteligentes; y promover un cambio en las pautas de comportamiento de todos los agentes públicos y privados para facilitar la transición hacia una movilidad más sostenible, segura y accesible”.

También se contó con la presencia de Valvanera Ulargui, directora general de la Oficina Española de Cambio Climático (OECC). Ulargui afirmó que la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero no se puede hacer dejando atrás ni penalizando a ningún sector. Hay que hacer un cambio importante hacia el transporte colectivo y público y hacia el transvase modal eficientecon combustibles que favorezcan la reducción de gases. Hay que trabajar en las renovaciones de las flotas, causantes de gran parte de las emisiones; en modelos donde tanto la movilidad urbana como la interurbana se unan. Tenemos que encontrar las fórmulas con las que poder financiar a un transporte que sea ejemplar y aplicable a otros modelos. Creemos que el sector que ustedes representan va a ser uno de los que tendrán que liderar el proceso de descarbonización”, añadió.

Dicho proceso lleva aparejadas, según la directora general de la OECC, numerosas oportunidades, no solo para la reducción de emisiones sino también porque podrá suponer una inversión en torno a los 200.000 millones de euros entre 2021 y 2030. Ello supone una mejora del PIB del 1,8 % en 2030 respecto a 2017.

Por su parte, el presidente de CONFEBUS, Rafael Barbadillo, recordó que “el sector del autobús es un elemento dinamizador de la economía formado por un total de 3.400 empresas que facturan más de 3.000 millones de euros anuales y emplean a más de 80.000 personas de forma directa. Aportando una media de 1.000 millones de euros anuales a las arcas públicas”.

Asimismo, Violeta Bulc Miguel Arias Cañete, comisarios europeos de Transportes y de Acción por el Clima y la Energía, respectivamente, trasladaron a los asistentes sus reflexiones a través de diferentes vídeos. Los dos coincidieron al destacar el importante papel que el sector del transporte puede desempeñar en la lucha contra el cambio climático. Bulc señaló que el transporte público sigue siendo “la espina dorsal de la movilidad sostenible” y que, aunque la transición hacia autobuses limpios supone “desafíos técnicos, organizativos y financieros”, cuenta con el compromiso permanente del sector español de autobuses y autocares en general. Por su parte, Arias Cañete resaltó su papel como generador de riqueza: “El sector del transporte es una pieza fundamental que vertebra la economía de la Unión Europea: proporciona millones de empleos, conecta empresas y une a las personas”. Además, el eurocomisario español se refirió a las reclamaciones de los jóvenes en favor del clima: “El mensaje de nuestros jóvenes, que se manifiestan en las ciudades por toda Europa, es claro. Vuestro sector puede hacer una importante contribución a la transición hacia una movilidad urbana sostenible ayudando a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, la contaminación del aire y mejorar la calidad de vida de los europeos”.

La movilidad del futuro será sostenible, digital e “inteligente”

CONFEBUS SUMMIT 2019 ha girado en torno a cuatro pilares: medio ambiente, energía, digitalización y ciudades inteligentes. El profesor de la Universidad Libre de Bruselas Samuele Furfari ofreció una charla titulada “Movilidad y energía, dos necesidades básicas”. Según este experto, la digitalización proporciona apoyo tecnológico para resolver problemas. “El autobús tiene que integrar un enfoque en la eficiencia energética y la movilidad para beneficio del medio ambiente y del viajero”. Respecto a los vehículos eléctricos, señaló que se debe ser cauto y que, aunque son una solución no hay que precipitarse, pues hay que desarrollar tanto los vehículos como las “Smart Grids” (redes eléctricas inteligentes) para que el sistema responda a las necesidades de electricidad que ese cambio supone y no colapse. Asimismo, defendió el papel del gas natural en el transporte porque “está disponible, es limpio, abundante y barato y no tiene condicionantes geopolíticos”.

El académico dejó claro que la solución a los retos energéticos es tecnológica y que hay que invertir en I+D. “Europa es sobre todo un continente de libertad y hay que proteger el medio ambiente”, continuó, pero reconoció que en las últimas décadas “hemos desarrollado nuestra economía y vivimos en un ambiente mucho más limpio que cuando yo era niño”.

La primera mesa de debate se centró en el medio ambiente y contó con la participación de Mario Armero, vicepresidente de ANFAC, José Luis Pérez Souto, vicepresidente de Natural & bio Gas Vehicle Association (NGVA Europe), y Miguel Barroso, director de Empresas y Administración Pública de Enel X Iberia (Endesa). El vicepresidente de ANFACseñaló que la industria de la automoción está en una “tormenta perfecta”. Entre los factores que determinan hacia dónde va la industria de la automoción, enumeró la digitalización, la nueva fase de la globalización, la concentración urbanística de personas en las ciudades y la movilidad sostenible desde el punto de vista del cambio climático y la calidad del aire.

Además, Mario Armero indicó la necesidad de “mantener que España sea un país líder en automoción sin olvidarnos de las demandas de los ciudadanos”. A su vez, pidió que se constituya en nuestro país una Mesa de Movilidad para estrechar la colaboración e introducir uniformidad entre los sectores del automóvil y el autobús.

El vicepresidente de NGVA Europe, José Luis Pérez Souto, afirmó que se ha demostrado que el gas natural es una “alternativa madura” al diésel. “Se ha comprobado que es viable, más limpio y barato. El problema es la carencia de infraestructuras para implementarlo”, puntualizó. También destacó que uno de los límites del gas natural comprimido es su autonomía (350-500 km), lo que condiciona su aplicación a los vehículos de larga distancia. Finalmente, ha subrayado que la alternativa del gas licuado permite una autonomía de 800-1000 km, pero insistió en que necesita infraestructuras y requiere a los fabricantes una gran inversión.

Miguel Barrosoresaltó que “el sector de la energía ha sido históricamente bastante estático y ha tenido una evolución lenta. Sin embargo, el momento que estamos viviendo actualmente en el sector energético a nivel global nos lleva en volandas hacia una revolución: lo que antes pasaba en 30 años ahora pasa en 5”. El director de Empresas y Administración Pública de Enel X Iberia (Endesa), concluyó que “los esquemas habituales se rompen en el ámbito de la energía y en este nuevo entorno de transformación hay que subirse al tren”.

La segunda mesa redonda estuvo compuesta por Felipe González, senior advisor de Amadeus, Santiago Vallejo, director general de Movelia, y Mario Romero, responsable de Big Datade Telefónica, quienes debatieron sobre la digitalización de la movilidad. González destacó la importancia de la multimodalidad ante el nuevo cambio de paradigma en el transporte: “Vamos a pasar de esta generación que producía millones de reservas a producir miles de millones de reservas o billetes emitidos. Este movimiento tiene que ver con que estamos en un mundo global, con destinos cada vez más distantes”. En este sentido, subrayó que “llegar a acuerdos entre distintos modos de transporte lleva implícito la facilitación de estaciones genéricas multimodales con espacios para distintos medios de transporte y una logística que favorezca y ayude a la experiencia del usuario”.

El director general de Movelia, Santiago Vallejo, afirmó que “la digitalización ha contribuido mucho al sector del transporte y el cliente demanda la intermodalidad”. También señaló que “la Administración debe tener en cuenta la digitalización en las licitaciones y ayudar a los transportistas a desarrollar este aspecto”. Asimismo, abogó por un Plan Renove de Estaciones, ya propuesto por CONFEBUS, y por un modelo de venta de billetes a través de una ventanilla única en las estaciones que favorezca y mejore la experiencia del cliente.

Mario Romero, responsable de Big Datade Telefónica, definió la digitalización como “el conocimiento del usuario y del cliente desde la analítica de datos y, por tanto, de su experiencia para, de esta forma, poder anticiparse a las necesidades de los mismos”.

Por otro lado, el CEO de IoMob Tech, Boyd Cohen, llamó la atención sobre la conveniencia de integrar a todos los medios de transporte en un servicio único a través de la digitalización. “Todos los servicios de movilidad pueden ‘enchufarse’ a las nuevas tecnologías y si están enchufados, estarán visibles”, sostuvo refiriéndose a lo que se conoce como MaaS (“Movilidad como Servicio”, por sus siglas en inglés).

Finalmente, el presidente de la Confederación, Rafael Barbadillo, compartió las diez conclusiones principales de la jornada:

  1. La movilidad es una realidad y una necesidad imprescindible y creciente
  2. Es vital conseguir una mayor desagregación de los datos estadísticos del sector
  3. Uno de los mayores retos es avanzar hacia un modelo de movilidad sostenible
  4. Urge impulsar un sistema de distribución global en el sector
  5. Se ha de potenciar la intermodalidad 
  6. El Big Datapermitirá dar un servicio de mayor calidad
  7. Debería promocionarse la introducción de vehículos limpios y nuevas tecnologías
  8. Los operadores deben adoptar medidas para satisfacer a la demanda más joven
  9. Se debe apostar por la construcción y renovación de infraestructuras
  10. Es indispensable invertir en I+D

CONFEBUS SUMMIT 2019 es un hito sustancial en la andadura de CONFEBUS, que comenzó en 2014 para poner en valor la aportación social y económica del sector del transporte por carretera, defender sus intereses y ofrecer a la sociedad las soluciones que esperan de él en el ámbito de la movilidad. La primera edición ha contado con el apoyo de ASCABUS (Asociación Nacional de Fabricantes de Carrocerías de Autobuses), Continental, Endesa, Hispacold, Iveco, MAN, Mercedes-Benz, Movelia, Repsol, Setra, Scania y Volvo.

Más información: 

VOLVER A NOTICIAS